Historia De Un Emprendedor

Esta es Mi Historia, de cómo llegué hasta aquí.

Nací en Lima Perú y mis recuerdos me traen ahora hasta la época de escuela, creo que la más divertida donde era estudiante promedio pero según los “test” de inteligencia siempre era uno de los más altos de la clase. Siempre escuche ese “eres muy inteligente”.

Se Tu Mismo
En esta época empecé a descubrir mis habilidades para la lectura, escritura, la investigación y entendía rápidamente, no necesitaba estudiar mucho pero tampoco me interesaba destacar como gran alumno. No me gustaba estudiar ni trabajar mucho.

En ese tiempo me gustaban esas viejas máquinas de escribir donde solía invertir horas para hacer mis trabajos del colegio.

Como en 1991 llegada la era de las computadoras PC, y estando ya casado estudié programación e informática apasionándome por completo y descubriendo mi capacidad para seguir la lógica y aprendí a desarrollar pequeños sistemas en las empresas donde trabajaba, siempre en el área de informática o como analista.

Que cambio mi vida.

En 1993 nació mi única hija Dayanna y todo era felicidad, mis primeros años de casado. Un día cualquiera como por arte de magia empecé a sentir dolores constantes en la zona lumbar y rigidez en el cuello, me diagnosticaron una enfermedad medio rara, de las llamadas autoinmunes, poco conocida hasta hoy no acabo de entenderla y a pesar de haber sido paracaidista y practicar deporte.

Los médicos solo me dijeron: se llama “espondilitis anquilosante”, no hay cura y debes de hacer terapia física toda tu vida, porque causa rigidez y dolor crónico dañando la columna y articulaciones con el paso del tiempo.

No le hice mucho caso y así pasé los años en una empresa donde apuntaba a “hacer carrera” iba a vivir allí toda mi vida Había “seguridad”, se sentía bien. Aun con un poco de esfuerzo pude seguir hasta 1997 con un empleo “estable”, pero ya no podía trabajar como cualquier persona en un empleo normal, empecé a sentir los estragos de este mal en la columna.

En 1998 el gobierno con un país con gran crisis social, política y económica cerró y vendió cientos o miles de empresas quedándonos millones sin empleo. Antes del Internet. Todavía tenía habilidades que explotar, sabía hacer bijouteri, o joyas artesanales, las diseñaba, producía y vendía con la ayuda de mi esposa.

También me gusta la cocina y me dedique a vender algo típico de mi país en un carrito. Luego incursione en el MLM o redes de mercadeo sin saber que era y cómo funcionaba, solo tenía que vender algo, llegue a Herbalife, solo vendía no entendía el potencial de ese modelo de negocios y no tenía dinero para invertir y crecer.

Como me recibió Internet

Ya estaba en 2008, habiendo pasado por varios “negocios” eventuales y casi quebrado decidí investigar que más podía hacer en casa, pero ahora con Internet, porque otras actividades significaban mucho desgaste físico para mi condición.

Para mi usar una computadora siempre fue algo sencillo, siempre me actualice en informática. Es así como empecé a frecuentar cabinas públicas porque no tenía un computador, había escuchado que se hacían negocios en Internet y quería saber si era cierto.

Martin Ore - Mis inicios
A partir de allí aprendí rápidamente a moverme en este nuevo mundo hasta que descubrí después de varios intentos de que si era cierto, una mañana había recibido mis primero dólares desde Internet generados mientras dormía.

Eso era mi pequeño primer logro y algo más aún, mi suegro que hoy ya no está aquí, me regalo mi primera computadora, ahora podía trabajar desde casa, pero yo pensaba que iba a ser fácil, que solo era cuestión de tiempo, un poco de suerte y algo de esfuerzo.

Como llegue hasta aquí.

Tuve una larga curva de aprendizaje, aprendí de todo, así es de todo lo necesario para generar recursos, probé creo que todos los modelos de negocios.

En 2010 compre mi primer dominio e hice mi primer sitio web a pulso, puro html, un sitio horroroso hasta que descubrí wordpress del que hasta hoy sigo usando en cada proyecto por su sencillez y flexibilidad.

Martin Ore Marquez (2)

Pero los ingresos fueron llegando de a pocos y los re invertía en capacitación, herramientas y recursos.

Pensaba que eso bastaba, pero eso no era todo, acababa de entender que lo principal para que tengas buenos resultados en cualquier negocio es tu mentalidad, cambiarla de pensar y sentir como un empleado a sentir y pensar como empresario, lo segundo invertir en ti (capacitación constante, tener un mentor), tercero tomar acción imperfecta de inmediato, cuarto debes saber cuál es tu gran porque y cuanto necesitas para cumplir con tu propio compromiso y quinto buscar un modelo de negocio que se adapte a ti, que te haga sentir bien pero que ayude a cumplir tus expectativas para poder cumplir con tu gran porque.

Si eres un nuevo emprendedor tal vez te pueda ayudar, déjame un mensaje en el formulario de contacto

Todos los derechos reservados.
www.MartinOreMarquez.com - 2020